Los usuarios de Casa Caridad realizan un taller de productos falleros

Pulseras, cuelga mascarillas, brazaletes o coleteros de tela fallera son algunos de los artículos confeccionados por las personas usuarias del Centro de Recuperación Personal. La campaña ¡Pot començar la Solidaritat! busca la colaboración de las comisiones falleras para adquirir estos productos. Ya se han sumado las Fallas: Plaza de la Merced, Blanquerias, La Eliana-Cid de Mislata, Rubén Darío-Fray Luis Colomer, Obispo Amigó Cuenca, Quart-Turia, Olivereta-Cerdà i Rico, San Rafael Antón Martín y Avenida del Oeste.

Los usuarios de Casa Caridad están realizando un taller de elaboración de productos artesanos de temática fallera, una iniciativa que trabaja de forma grupal e individual en la recuperación de habilidades sociales en el colectivo de personas en situación de sin hogar y riesgo de exclusión social. Pulseras, cuelga mascarillas, brazaletes o coleteros son algunos de los productos que están confeccionando los usuarios del Centro de Recuperación Personal de Casa Caridad. Además, esta acción pone en valor el lado más solidario del mundo fallero ya que las comisiones pueden hacerse con estos productos.

La iniciativa, que nace bajo el lema ¡Pot començar la Solidaritat!, busca la colaboración de las comisiones falleras que pueden adquirir estos artículos a través de donativos. De momento, ya se han sumado las Fallas: Plaza de la Merced, Blanquerias, La Eliana-Cid de Mislata, Rubén Darío-Fray Luis Colomer, Obispo Amigó Cuenca, Quart-Turia, Olivereta-Cerdà i Rico, San Rafael Antón Martín y Avenida del Oeste. Además, hay una decena de comisiones interesadas en esta acción solidaria que vuelve a unir a Casa Caridad con las Fallas. Algunas de las piezas que confeccionan los usuarios de Casa Caridad utilizan telas falleras donadas por el indumentarista Álvaro Moliner, y otras cuentan con adornos relacionados con las fiestas.

“La relación entre Casa Caridad y las Fallas cuenta ya con una historia de más de 100 años de colaboración. En todos estos años, han sido muchas las acciones que las comisiones han realizado para apoyar la labor que lleva a cabo la ONG de todos los valencianos”, ha indicado el presidente de la Asociación Valenciana de Caridad, Luis Miralles.

“Lo más importante de este nuevo proyecto no es la realización de los objetos de artesanía fallera sino que podemos ofrecer un marco de trabajo terapéutico ajustado a las características de los participantes. Son personas que están en exclusión social y residencial severa, que han perdido habilidades laborales y sociales. Mediante esta actividad buscamos fomentar dichos hábitos desde la gestión del tiempo hasta la puntualidad y sobre todo trabajamos para que cree red entre ellas. Gracias a la distribución de los artículos fomentamos su autoestima ya que ponemos en valor lo han creado con sus manos”, explica Maria Cruz Gil, educadora social del Multicentro de Benicalap.

Y es que Casa Caridad es una ONG pionera en la atención a personas en riesgo de exclusión social que trabaja para ofrecer soluciones duraderas para integrar a estas personas en la sociedad. Desde el departamento de Trabajo Social se realiza una labor personalizada con cada usuario, teniendo en cuenta las variables biopsicosociales de cada una de ellas. Por ello se cuenta con un equipo multidisciplinar que realiza el itinerario de inserción y acompañan a la persona en todas las fases de su proceso de autonomía e independencia de las instituciones sociales.

Las Fallas interesadas pueden ponerse en contacto con Casa Caridad a través del mail lourdesvanyo@casacaridad.com

Deja un comentario