Casa Caridad promueve la educación por la paz a través de un taller sobre juguetes no bélicos

Casa Caridad y Movimiento Por la Paz organizan el taller familiar “El juguete infantil, valores de no violencia” para promover la cultura de paz y los derechos humanos

Casa Caridad y Movimiento Por La Paz han organizado “El juguete infantil, valores de no violencia”, un taller de formación para familias en el Programa Escuela Familia de Petxina. Con este proyecto, ambas entidades han recordado que la buena elección de un juguete o un buen uso de este puede cambiar el futuro de los más pequeños.

El mundo entero se encuentra en una guerra fruto de una excesiva cultura violenta, y a veces sexista, que los niños han ido observando y aprendiendo desde su nacimiento. Esta educación ha estado fundamentada en una comunicación no inclusiva y discriminatoria que ha llevado a crear ciertos hábitos y tendencias que hoy en día permanecen arraigados en la sociedad.

La clave de este taller es conocer cuál es el origen de estas prácticas y comenzar a corregirlas empezando por los primeros objetos que crearon experiencias vitales en nuestros hijos: los juguetes. Los juguetes y juegos pacíficos son herramientas educativas muy poderosas que en ocasiones pueden ser ignoradas por los padres, pero que, a su vez, suelen determinar el desarrollo personal y el futuro de los hijos.

Las sesiones del taller “El juguete infantil, valores de no violencia” se estructuran en los puntos siguientes: ‘El juego como necesidad básica del ser humano y del tejido social’, ‘Los juegos y juguetes pacíficos’, ‘Educación para la paz a través del juego’ y ‘La violencia en el juego: los juguetes sexistas’. Durante su transcurso, se trabaja con las familias el concepto de cultura de paz llevado a la convivencia familiar en la que los técnicos de sensibilización enseñan las estrategias de comunicación pacífica y no sexistas oportunas.

“De estos talleres se destaca la metodología empleada basada en la conversación en grupo, el diálogo y la escucha activa que hacen posible que los contenidos académicos traspasen la pantalla y se asienten en el día a día. De esta forma, junto con las opiniones y experiencias de todos los participantes, los usuarios se convierten allí mismo en educadores y aprenden que transformar la sociedad comienza por “un diálogo convincente en el entorno más cercano””, comenta Elena Navarro, técnica de sensibilización de la entidad Movimiento Por La Paz.

En estas sesiones han podido participar más de una treintena de personas en riesgo de exclusión social, con hijos en los centros de Educación Infantil de Casa Caridad, de entre 18 y 35 años, procedentes de varias nacionalidades, entre las que destaca el número de familias españolas, subsaharianas, del África Occidental y de Latinoamérica.

Los cursos prácticos tienen lugar en las instalaciones de Casa Caridad en la Petxina y son impartidos por Elena Navarro y Gloria Cano, técnicas de sensibilización de la entidad Movimiento Por La Paz.

Recomendaciones a la hora de elegir un juguete:

  1. Evita regalar juegos violentos y bélicos, como juguetes que imiten armas. Siempre se pueden escoger otros que fomenten el desarrollo de la inteligencia emocional, la capacidad creativa e intelectual y la participación en equipo. Por ejemplo, en vez de una pistola se puede regalar un balón o un juego de magia. Les gustará de igual manera.
  2. Los juguetes deben estar al servicio de los niños y no al revés. Deben poder manejarlos, moverlos y cambiarlos de forma. Que sean ellos y ellas los protagonistas del juego y que potencien sus habilidades y desarrollo personal.
  3. No realices distinción entre juegos de niños o niñas. No existen temáticas distintas, solo son etiquetas sociales.
  4. Elige juguetes que reflejen la diversidad de género, origen o cultura propias de una buena educación: somos iguales, somos diferentes.
  5. No escojas videojuegos en los que los personajes femeninos se sexualicen apareciendo como meros objetos sexuales o donde los personajes masculinos se perciban como violentos y crueles.
  6. Elige videojuegos que no utilicen un lenguaje soez o sexista. Los niños pequeños repiten todo lo que escuchan.
  7. Intenta sacar un hueco al día para enseñarles cómo deben jugar. Cuando son pequeños, los niños y las niñas todavía no distinguen entre fantasía y realidad y les costará comprender que los juguetes bélicos son una imitación del mundo real.
  8. Educar para la paz y no hacia la guerra no es una opción, es una necesidad que cada familia debe asumir. Sabemos que estamos educando para la paz cuando están presentes en los juegos estos valores: justicia, democracia, solidaridad, tolerancia, respeto, cooperación y sinceridad.

Comprar un juguete u otro es inculcar un estilo de vida. ¡Presta atención a tus decisiones!

Programa Escuela Familia 

Los Centros de Educación Infantil también sirven para atender a las familias y trabajar con ellas en planes para mejorar su situación social y laboral. “En Casa Caridad llevamos muchos años trabajando en la educación de estos niños, pero también con sus padres y madres a través del programa Escuela Familia con talleres formativos y de orientación laboral para responder a sus necesidades emocionales y sociales, y perfeccionar sus habilidades y capacidades para mejorar su calidad de vida”, concluye Pablo Yániz, responsable de Trabajo Social de los centros de Educación Infantil de Casa Caridad.

Deja un comentario