Casa Caridad acoge en sus centros de educación infantil a 143 niños de familias vulnerables

El servicio que prestan las escuelas infantiles del Paseo de la Pechina, Benicalap y Torrent garantiza la educación de menores de familias que no pueden asumir costes de matriculación, escolarización, comedor, uniforme ni materiales. Se han entrevistado a 149 familias de 33 nacionalidades distintas. El 15% son familias españolas, mayoritariamente de València.

La vuelta al cole también ha llegado para los 143 niños que acuden a los centros de educación infantil de Casa Caridad. Los pequeños, con edades comprendidas entre 1 y 3 años, han empezado el curso en las aulas que la Asociación tiene en sus sedes de València (Pechina y Benicalap) y Torrent. Un servicio educativo totalmente gratuito, que sigue el programa formativo de la Conselleria de Educación y que, además de ofrecer una enseñanza a los menores, presta atención personalizada a las familias y trabaja con ellas para lograr su integración social y laboral.

Al igual que sucede en otros servicios de Casa Caridad, estos tres centros son un observatorio de la realidad social que viven cientos de familias y así lo reflejan las cifras de solicitudes para el curso 2021-22. En total, los técnicos de la ONG han entrevistado a 149 familias de 33 nacionalidades distintas, con un 85% de progenitores de origen extranjero, procedentes en su gran mayoría de Colombia, Nigeria, Honduras, Marruecos, Argelia y Ecuador, y el 15% españoles, en su mayoría valencianos.

El tradicional perfil de solicitante de este servicio (madre soltera con hijos a su cargo y en situación administrativa irregular) ha ido variando con el paso de los años. En la actualidad, la mayoría de las familias interesadas en las escuelas -el 70%- son biparentales, con dos o más menores a su cargo, y con un rango de edad entre 18 y 35 años y, en el caso de ser migrantes, con sus permisos de residencia en regla, mayoritariamente.
Respecto a su situación económica y laboral, un 26% de las familias no están trabajando ni tienen ningún tipo de ingresos y, aproximadamente, y solo un tercio de ellas cuenta sólo con una nómina como principal fuente de retribución. En este sentido, hay que reflejar que el 84% de las mujeres entrevistadas están desempleadas que en el caso de los hombres se sitúa en el 54%. La mayoría de las personas que se encuentran trabajando están con contratos temporales y con ingresos insuficientes.

La crisis generada por la pandemia de la COVID-19 ha agravado la situación de muchas de estas familias por lo que Casa Caridad puso en marcha acciones extraordinarias. Además de la distribución de alimentos, productos de higiene o ropa, la Asociación está entregando ayudas económicas directas para que las familias puedan hacer frente a alquileres, facturas o servicios médicos, entre otros.

Programa Escuela-Familia
Las Centros de Educación Infantil también sirven para trabajar con las familias en planes para mejorar su situación social y laboral. El Programa Escuela Familia es un trabajo paralelo y complementario a la labor educativa que se realiza con el alumnado matriculado en las escuelas infantiles a través de una intervención para conocer y hacer seguimiento de la situación laboral, económica y social de las familias en función de sus necesidades y demandas. También se realiza una función de formación en las Escuelas de Madres y Padres en las que se ofrecen herramientas que enriquezcan en conocimientos, actitudes y recursos.

Deja un comentario